Servidor Lineage II
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Mitología Nordica - La creación del mundo y de las razas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 15/03/2011

MensajeTema: Mitología Nordica - La creación del mundo y de las razas   Miér Mar 23, 2011 9:39 pm

En un principio solo existía el vacío.
No había océano que ocupara su vasto imperio, ni árbol que levantase sus ramas o hundiera sus raíces, excepto nubes de calor y de frío.
Más al norte allá donde el abismo, las nubes formaron una región oscura y congelada llamada Nifelheim (hogar del hielo).
En el sur se formó la tierra radiante del fuego llamado Muspelsheim (hogar del fuego).
Con el aire calido que soplaba desde el sur se derritió parte del hielo en Nifelheim y nacieron doce ríos.
Cuando las aguas venenosas y heladas del norte tocaron al fuego del sur se solidificaron y se creo en el abismo una gelida escarcha.
De ahí nació una materia gigante, Ymir, el gigante de hielo y el primero de los seres vivientes.
Del hielo que se derritía del cuerpo de Ymir surgió una gran vaca llamada Audhumla, e Ymir apagó su sed en uno de los cuatro manantiales de leche que fluían de la criatura.
Audhumla a su vez lamía del hielo para calmar la suya.
Ambos tuvieron hijos en forma asexual. Del sudor del gigante, nacieron gigantes más pequeños.
Del hielo que lamía Audhumla brotaron los bellos Elfos y los Vanir, las razas divinas.
En un principio las tres razas vivían unidas, compartiendo sus vidas lado a lado.
La hija de Ymir, la giganta Bestla, y el nieto de Audhumla, el Vanir Bor tuvieron juntos tres hijos varónes. Vili, Va y Odin.
Estos tres nacieron con poderes de los dos lados. Poderes de creacion y de destruccion, y se les llamaron Aesires, dioses superiores.
Pero aún asi seguían siendo mortales, y pronto vieron que el mundo en el que vivían no iban a sobrevivír durante mucho tiempo, ya que las razas iban a seguirse expandiendo.
El cuerpo de Ymir era de una materia muy especial, y seguros de que el cuerpo del gigante iba a servirles para crear un nuevo mundo se lo plantearon a los demás.
Los descendientes de Ymir no estaban de acuerdo con los planes de los dioses y pronto se formó una guerra entre los dos lados, luz y oscuridad, donde todos los gigantes de Ymir cayeron, excepto dos, hombre y mujer que lograron escapar.
Con el tiempo tambien murió Audhumla, ya que no había forma de que la vaca sagrada pudiera alimentarse.

Al calmarse el caos resultante del desbordamiento, al derretirse el hielo, los tres dioses sacaron el cuerpo inerte de Ymir fuera de las aguas y crearon a la tierra, a la que llamaron Midgard, "Jardín del centro".
De los huesos de Ymir se crearon las montañas y su sangre llenó los océanos. Sus cabellos se convirtieron en árboles y arbustos.
Con su calavera los dioses formaron la bóveda de cielo, que brillaba por las chispas de los fuegos de Muspelsheim. Estas chispas son las estrellas y los planetas.
Del suelo hicieron brotar un arbol gigante llamado Yggdrasil, el gran fresno. Cuyas poderosas ramas separaban los cielos de la tierra y cuyo tronco constituía el eje del universo. Nadie podría narrar su grandeza.

Son tres sus raíces. La primera llega hasta Nifelheim, tierra de sombras, tambien llamado infierno y donde la diosa Hel luego construiría su reino de almas caídas, y toca la fuente Hvergelmir de donde mana los doce ríos de la región del Norte.
La segunda entra en la tierra de los gigantes helados y bebe de la fuente de Mimir, fuente de toda sabiduría.
La tercera se extiende por lo cielos donde discurre la fuente de Urd, la más sabia de las Nornos.
Luego muchas fuerzas iban a atacar al sagrado fresno. Cuatro ciervos mordisquearían los nuevos brotes antes de que reverdezcan. El corcel de Odín, Sleipnir, pacearía en su follaje.
La cabra Heidrun se alimentaría de sus hojas. Pero lo peor de todo es la serpiente Nidhogg, un enorme dragón que roería incesantemente sus raíces.
Solamente el amor de los Nornos lo mantiendría en buen estado. Día a día juntando agua de la fuente de Urd y viertiendola en Yggdrasil para mantenerlo floreciente.

De los gusanos del cuerpo pútrido de Ymir, los dioses crearon la raza de los enanos que montaron su reino Nidavellir (Campos oscuros) en las profundas cuevas de las montañas oscuras del norte.
Esta raza en un principio no podía procrear. Por este motivo los enanos desarrollaron la capacidad de creación manual, y llegarían a crear muchos objetos magicos para los dioses.
Al morir un enano, princesas enanas, creadas para este fin modelaban un nuevo enano con piedras y tierra.
Los dioses vieron pronto su utileza y capacidad y asi fue que decidieron entregarles el don de la procreación para mantener viva a su raza.
Pero debido a esto su fertilidad es muy baja y la chance de que nazca un enano es dificil, por eso tambien se les prolongó la vida y la resistencia.

Un hombre y una mujer fueron creados a partir de los troncos de dos árboles inertes. Odín les infundió la vida. Vili les dotó de alma y capacidad de juicio.
Va les dio calor y belleza. El hombre fue llamado Ask (Fresno) y la mujer Embla (Olmo), y de ellos desciende la raza humana.

Los Aesires crearon aparte su mundo, Asgard (Jardín de dioses) donde el reino Valhalla fue montado, y con el el arco Iris, Bifrost, que servía como un puente entre los mundos. El dios Heimdall velaba día y noche el puente que se adentraba en Asgard.

Los Elfos llamaron a sus tierras Alfheim (hogar de elfos), donde viviesen a parte de ellos varias criaturas divinas. Entre ellas las hadas y los duendes.
Los elfos era una raza de dioses y siguieron tomando decisiones con los Aesires, pero a diferencia de ellos veneraban la paz, la tranquilidad y la vida y no utilizaban fuerza bruta a no ser que sus vidas dependecen de eso.
Un elfo jamás sería capaz de matar a otro elfo o dañar a un ser vivente inofencivo.
Hubieron muchos desacuerdos entre los elfos y los aesires y llegaron varias veces al punto de formar una guerra entre las razas, sin embargo ambas razas sabían que dependían mucho el uno del otro y la paz volvía siempre a surgir entre ellos.

Los Vanir formaron sus casas en Vanaheim (hogar de Vanir), tambien ellos eran una raza de dioses. Esta raza colaboraba mucho con la raza de los elfos ya que era la raza que cuidaba de las tierras y del mar y muchos elfos fueron a formar su hogar junto a ellos.
Los Vanir tenían mejor influencia en las desiciones de los Aesires que los elfos, y por eso muchas veces eran los que hablaban por las dos razas. Pero igual que los elfos los Vanir no estaban de acuerdo con la vida que llevaban los Aesires, incluso muchos de ellos opinaban que el lado oscuro de los Aesires, el lado de la destruccion, era una debilidad, a pesar de que sus poderes sobrepasaban al de ellos, y esto hizo que tambien hubieron muchas guerras y conflictos entre los Vanir y los Aesires.
Pero tambien ellos entendían que una unión entre las razas era importante y supieron acabar las guerras de forma sabia y coherente.

Pero en otra parte del mundo se escondieron la pareja de gigantes que se había escapado durante la guerra de dioses y gigantes.
Juntos tuvieron hijos, quienes sus sangres mezclaron y tuvieron más.
De ellos nacieron nuevas razas, entre ellos los trol, los orcos y los ogros, y con los poderes oscuros de Muspelsheim crearon en una parte del mundo a Utgard (Jardín de afuera).
Este era un mundo peligroso y maligno.

Con el lapso del tiempo hubieron elfos en desacuerdo del gran poder de los dioses y se unieron a los gigantes.
Debido a la traicion de estos elfos se les mancho la piel y los dejó oscuros como la noche.
En ellos se mezclaron los poderes oscuros con los de la luz pero de forma muy maligna y muy odiosa causadas por el dolor que sentían por esta condena.
Escondidos en las profundidades por verguenza de su aspecto crearon su reino Svartalfheim (hogar de elfos negros), salían unicamente por las noches y acababan con cualquiera que se les cruzaba para calmar su furia, y asi fue que llegaron a ser los enemigos más temidos por los dioses, tanto que los dioses creían que solo nombrarlos traería maldades a quien lo haría.

Odin que notaba como el lado oscuro se iba expandiendo, temía que un día los gigantes y las criaturas del mal cobrarían venganza por la muerte de Ymir y decidió abrir sus portones a aquellos que demostraban su valentía.
Creó la raza de las Valkyrias, que era una raza semidiosa a quien les entrego la capacidad de volar.
Esta raza trabajaba para Odin llevando a Valhalla a aquellos guerreros que habían muerto de forma valiente y heroica.
Con el tiempo hubieron Valkyrias que desobedecieron a Odin y como castigo, a estas Odin les quito el dón de volar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://govalhalla.forosactivos.com
 
Mitología Nordica - La creación del mundo y de las razas
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Gates Of Valhalla :: Informacion/Information :: Mitología/Mythology-
Cambiar a: